De los cazadores de monstruos. Cronicas de eriandos

De los Cazadores de Monstruos

Abrió la puerta de casa en medio de la noche cerrada. No había luz. No había nada. Llamó a su esposa. Dos días habían pasado desde la boda. Aun no estaba acostumbrado al anillo. El viento… Más

La Ayudante

La ayudante

Ayudó a colocar las vendas y ungüentos en sus sitios en las estanterías y se mordió el labio recordando cuando había llegado por primera vez a esa casa. Sola, asustada, había estado a punto de morder… Más

voces gorgotianas. Cronicas de eriandos

Voces Gorgotianas

Desde la costa de hielo, hasta el muro de roca, se extiende gloriosa, Gorgótem valiosa. Ahora vemos nuestra tierra, asolada por mil males, y desenfundamos las armas, para salvar nuestras almas. Desde la sombra vigilan, Dos… Más

tras los hilos dorados. cronicas de eriandos

Tras los hilos Dorados

La aldea de Alba, un pequeño grupo de casas al oeste de Luz, era ahora una prisión para sus habitantes, y estos, condenados a muerte a no ser que tuviesen mucha suerte y pudiesen ser esclavos… Más

Bajo la lluvia. Crónicas de eriandos

Bajo la Lluvia

El agua caía interminable e incansable sobre las hojas de cada árbol, hiedra, arbusto o planta de la selva, hasta que se flexionaban por el peso y dejaban caer una pequeña cascada de la misma. Los… Más

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

¡SE EL PRIMERO EN ENTERARTE DE LAS ÚLTIMAS NOTICIAS!

Suscríbete de forma gratuita a nuestra Newsletter y descubre de primera mano todo lo que Ériandos te puede ofrecer

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.