¡SE EL PRIMERO EN ENTERARTE DE LAS ÚLTIMAS NOTICIAS!

Suscríbete de forma gratuita a nuestra Newsletter y descubre de primera mano todo lo que Ériandos te puede ofrecer

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Tras los hilos Dorados

La aldea de Alba, un pequeño grupo de casas al oeste de Luz, era ahora una prisión para sus habitantes, y estos, condenados a muerte a no ser que tuviesen mucha suerte y pudiesen ser esclavos… Más

Bajo la Lluvia

El agua caía interminable e incansable sobre las hojas de cada árbol, hiedra, arbusto o planta de la selva, hasta que se flexionaban por el peso y dejaban caer una pequeña cascada de la misma. Los… Más

El baile

Entró en la taberna casi sin demasiadas ilusiones de poder conseguir una buena recompensa en ese sitio, la mayoría de los parroquianos parecían simples labriegos y dudaba que supiesen apreciar la buena música. Se ajustó la… Más

Arrugas

Llueve. Llueve lentamente, salpicando en las repisas de las ventanas viejas de las casas abandonadas. Abandonada me sentía. Tengo arrugas, soy débil, frágil, inútil. Apenas me puedo mover de esta casa sin ayuda. Soy un estorbo.… Más

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.